RECAUDACION TRIBUTARIA JUJEÑA 2018. Algunas consideraciones.

Por Diego A. Colazo
Contador Público
Especialista en Tributación

Una vez finalizado el ejercicio fiscal 2018 y en el marco del Consenso Fiscal1 suscripto entre la Nación y la gran mayoría de provincias, se generó cierto interés por conocer los efectos del acuerdo fiscal respecto de la recaudación tributaria provincial en el ejercicio pasado. En primer lugar debe señalarse que la provincia de Jujuy ha dado cumplimiento en gran medida a los compromisos asumidos en el Consenso.

Las alícuotas máximas de los rubros previstos en el Anexo I del Consenso son mayores que las que se aplicaron en Jujuy durante el 20182, y salvo en lo que corresponde al rubro de telefonía móvil, no se aumentaron alícuotas haciendo uso (o abuso si consideramos el fin del acuerdo) de la liberalidad de los topes máximos como hicieron intencionalmente algunas provincias.

Por otra parte se establecieron las exenciones pertinentes para los créditos hipotecarios otorgados a personas humanas por entidades financieras Ley 21.526 para la adquisición, construcción, ampliación y/o refacción de vivienda única y ocupación permanente3. Se adecuó también la normativa provincial a los efectos de eliminar aduanas interiores (de acuerdo con los fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación4) y de armonizar la aplicación de los regímenes de recaudación anticipada de acuerdo a las disposiciones de la Comisión Arbitral del Convenio Multilateral5. Entre los pendientes de Jujuy, resta avanzar en el establecimiento de mecanismos acotados de devolución de saldos a favor a los contribuyentes de manera de agilizar el recupero de esos créditos que pasarían a conformar un capital de trabajo.

La condición de provincia aplicada y prudente de Jujuy no ha sido, sin embargo, fruto de una visión de desarrollo estratégico de su cada vez más anémica política fiscal sino que por el contrario ha sido su alta dependencia de los recursos de jurisdicción nacional6 que ingresan por la vía de la coparticipación y los importantes aportes recibidos de la Nación desde el año 2016 la que ha delineado el camino hacia una conducta fiscalmente responsable. Asimismo, es dable admitir que en cuanto a alícuotas de ingresos brutos y regímenes de recaudación, Jujuy siempre ha sido vista como una de las provincias con políticas fiscales menos duras, si se las compara con otras del NOA como Salta o Tucumán, o del resto del país como Buenos Aires y Misiones, por citar ejemplos de jurisdicciones más agresivas fiscalmente.

A continuación se resumen los datos de la recaudación tributaria 2018 de Jujuy, en forma comparativa con la del 2017 y su variación interanual en términos relativos:

JUJUY – Recaudación Tributaria Comparativa interanual

  • Las causas de la variación en la recaudación provincial podrían ser varias, pero entre las más importantes podemos señalar las siguientes:
    La inflación anual del ejercicio 2018 en Jujuy fue del 49,4%7, superior a la nacional que registro 47,6%8. Ingresos brutos grava, para explicarlo en términos sencillos, las ventas de bienes y servicios. Esas ventas se conforman de cantidades y precios. Si estos últimos componentes varían en mayor medida que lo recaudado por el fisco, las posibles explicaciones podrían ser un menor nivel de actividad comercial (caída en las cantidades) o una actuación administrativa más ineficiente (que no detectó los incumplimientos tributarios que debería).
  • En esa lógica, si evaluamos el rendimiento del IVA, principal impuesto nacional y parámetro válido para comparar resultados con ingresos brutos, se observa que el IVA Neto tuvo un incremento del 44% en tanto que su versión puramente impositiva tuvo un crecimiento del 42%9. Esas cifras se ajustan mucho más al juego aritmético de inflación y caída del nivel de actividad económica.
  • Aquí es conveniente resaltar que ingresos brutos siempre tuvo un porcentaje de crecimiento por arrastre del IVA. Ello así porque la AFIP extremó requisitos y controles en los esquemas de facturación de los contribuyentes como así también sus fiscalizaciones. Siendo conocido entonces que los fiscos provinciales tienen acuerdos de intercambio de información automáticos con la AFIP, resulta ser poco probable hallar contribuyentes con inconsistencias tan básicas y simples de detectar.
  • Si bien las alícuotas se respetaron en Jujuy durante el 2018, es conveniente reseñar que hubo aumento de los mínimos de impuesto en todos sus tributos. En ingresos brutos los mínimos aumentaron un 23% al igual que en el Impuesto de Sellos, en tanto que en inmobiliario el impuesto a abonar se incrementó en un 25%. En cuanto a tasas retributivas de servicios, hubo incrementos variables, pero en general tuvieron incrementos entre el 20% y el 28%, dependiendo del ministerio de que se trate. Ese efecto en los mínimos incidió también en el incremento de la recaudación.

Siendo ingresos brutos el principal tributo, los efectos que se produzcan en él, afectan en mayor medida al monto recaudado.

Es oportuno aquí evaluar los porcentajes de participación relativa de cada tributo para contextualizarlos y observar su conformación respecto del ejercicio anterior.

Obsérvese que la incidencia de cada tributo ha sido similar en el 2018 respecto del 2017, con apenas un 1% de incremento en la participación relativa de ingresos brutos en detrimento de la del impuesto de sellos.

Resulta interesante comparar esos porcentajes de participación relativa de cada tributo con otras provincias de la región NOA. A esos fines, se exponen a continuación la participación de cada tributo en el total de recaudación tributaria de cada provincia de la región NOA:

A nivel nacional, ingresos brutos representa en promedio el 75% de las recaudaciones provinciales por lo que el esquema de participación por tributo es similar. Cabe aclarar que los regímenes tributarios del NOA difieren entre sí, razón por la cual el rubro Otros Tributos y Recursos No Tributarios tiene diferentes pesos específicos por provincia. Citamos algunos ejemplos de estas diferencias: En la provincia de Jujuy el cobro del impuesto automotor está delegado en cabeza de los Municipios, excluyéndose ese tributo en el total de recaudación provincial. En la provincia de Salta, se cobra el impuesto inmobiliario rural y existen otros tributos provinciales como por ejemplo Cooperadoras Asistenciales (tributo sobre la nómina) y Juegos de Azar. En la provincia de Tucumán se cobran el impuesto automotor y un impuesto denominado a la salud pública (tributo sobre la nómina). En Catamarca y Santiago del Estero, los fiscos provinciales cobran el impuesto automotor.

Volviendo a la recaudación tributaria jujeña, el siguiente nivel de análisis consiste en observar bajo que modalidad ingresan los impuestos.

Éstos pueden ingresar en forma directa cuando es el contribuyente quien paga una liquidación o el saldo de una declaración jurada o bien, en forma indirecta cuando es un tercero designado por la administración tributaria quien actúa como agente de recaudación en forma anticipada.

En el gráfico siguiente se exponen las modalidades de ingreso para cada concepto:

El análisis hasta aquí efectuado permite formular algunas consideraciones puntuales relevantes para la política fiscal provincial:

1. Ingresos Brutos tiene una alta incidencia en los recursos provinciales, razón por la cual su eliminación es una decisión que ningún gobierno no puede darse el lujo de tomar en forma inmediata. En este sentido es correcta la intención del Consenso Fiscal de mutar ingresos brutos hacia un impuesto a las ventas que grave la comercialización, tanto mayorista como minorista, de bienes y servicios, proceso que debería culminar en el 2022. El esquema de alícuotas y su reducción operan en ese sentido.

2. La matriz productiva de Jujuy muestra que el 11% de su producto bruto geográfico corresponde al sector primario, 25% al sector secundario y el 64% al sector terciario. En este escenario, el impuesto a las ventas reportará similares niveles de recaudación a la provincia, pero el desarrollo sustentable de Jujuy deberá provenir de la política económica con fuertes incentivos a la inversión, a la reconversión de la matriz de empleo, a la generación de nuevos emprendimientos y a la captación de mercados externos.

3. La administración tributaria jujeña basa su recaudación en sistemas de cobro anticipado mediante agentes designados, los cuales representan un bajo costo de administración para el fisco pero graves problemas para los restantes actores (agentes y contribuyentes). Esos inconvenientes están relacionados con costos adicionales de operación, mayores responsabilidades, injerencias no deseadas en mercados, imposibilidad de obtener devoluciones de saldos a favor, demoras en certificados de exclusión, etc.

4. Abandonar este sistema significaría para Jujuy avanzar en la reingeniería de su gestión de cobranza y de fiscalización, con sus correspondientes inversiones en tecnologías de big data e inteligencia artificial, y de eliminar al máximo las ineficiencias que su propia burocracia genera.

5. El régimen tributario de Jujuy es, al igual que los de las restantes provincias, altamente regresivo y distorsivo, y esas contribuciones afectan al sistema tributario argentino consolidado. El porcentaje de presión tributaria nacional no sería un problema por sí mismo si el sistema fuera más progresivo y tuvieran menor incidencia los tributos distorsivos. Existen países desarrollados con niveles mayores de presión tributaria pero en la conformación de sus sistemas se advierten menos regresivos y menos distorsivos, con un Estado de menores dimensiones, mejores servicios y menor burocracia.

6. Reducir la presión tributaria es una utopía en la medida en que no se reduzca el gasto público y se lo haga mucho más eficiente. Los presupuestos de base cero debieran aplicarse en cada estamento gubernamental. Mientras haya déficit fiscal, los estados provinciales tienen solo dos alternativas posibles para cumplir con sus presupuestos: incrementar impuestos o tomar deuda. Y en ambos casos la solución es inviable en el largo plazo.

Referencias:

  1. Suscripto el 16/11/2017 y aprobado por Ley 27.429
  2. Según surge de la Ley 6.053 Impositiva 2018.
  3. Ley 6052, artículo 284, inciso 13.
  4. Bayer S.A. c/ Provincia de Santa Fe y Harriet y Donelly c/ Provincia de Chaco, ambos del 31/10/2017
  5. Resolución General (CA) 24/2016 modificatoria de las Resoluciones Generales (CA) 61/1995, 3/2010 y 4/2011. Luego de aplicación suspendida por Resolución General (CA) 1/2017 y revocada por Resolución (CP) 19/2017.
  6. Los recursos corrientes de jurisdicción nacional (coparticipación de impuestos nacionales y transferencias corrientes del Gobierno Nacional) representan el 86% de los recursos corrientes presupuestados para el ejercicio 2018.
  7. https://www.eltribuno.com/jujuy/nota/2019-1-16-13-30-0-la-inflacion-anual-en-jujuy-supero-a-la-media-nacional
  8. https://www.lanacion.com.ar/2211091-inflacion-diciembre-2018-indec-precios
  9. http://www.afip.gob.ar/institucional/estudios/documentos/recaudacion.Mensual.pdf

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí